Triduo de adoración, segundo día «Una huella REPARADORA»

0
35

Área Comunicación @madreCatalina Hnas. Esclavas del Corazón de Jesús.

Día 2 – 25/11: “Una huella REPARADORA”

Desde la comunidad de María Reina, comunidad de las hermanas mayores en Córdoba, Argentina. Por las redes de @madreCatalina a las 20:00

Bienvenida.

Saludar a los que se van conectando; darles las gracias por sumarse un día más a rezar juntos, a rezar en familia. Hoy vamos a compartir este segundo día de triduo desde la Comunidad de María Reina.

En este día vamos a rezar con la huella reparadora de Catalina. Nos ponemos en presencia de Dios. “En el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo amén”

Te invitamos a que puedas abrir tus manos como signo de que queremos encontrarnos con el Corazón de Jesús, (en este momento se puede acercar alguien a la cámara y mostrar las manos abiertas)

Queremos dejar en este momento de oración nuestras preocupaciones, nuestras alegrías, nuestra vida entera en su Corazón.

Que nuestras manos abiertas sean signo de que nuestro corazón desea abrirse al encuentro con Jesús.

Con el corazón dispuesto recibimos a Jesús Eucaristía ¡Aquí estamos Señor, solo en vos queremos poner nuestra confianza!

Adoración:

Canto: Solo en Dios

Exponer al Santísimo.  Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar, sea por siempre bendito y alabado Jesús sacramentado.

Palabra de Dios: Jr 18, 2- 6

“Baja ahora mismo al taller del alfarero, y allí te haré oír mis palabras”. Yo bajé al taller del alfarero, mientras él trabajaba en el torno.  Y cuando la vasija que estaba haciendo le salía mal, como suele pasar con la arcilla en manos del alfarero, él volvía a hacer otra, según le parecía mejor.

¿No puedo yo tratarlos a ustedes, cómo ese alfarero? Sí como la arcilla en la mano del alfarero, así están ustedes en mi mano”.

PALABRA DE DIOS.

Un minuto de música instrumental

Que regalo pensar en esta noche que Dios repara nuestra vida una y otra vez, como el alfarero repara la vasija. Que regalo pensar que Madre Catalina amó y reparó con gestos, con palabras de aliento, con cartas, con chocolates, con la oración, la vida de tantas personas de su tiempo y que hoy con su intercesión repara la nuestra.

Catalina pasó su vida amando y reparando, ella fue una artesana reparadora de corazones.

“Quien repara no es una persona sin heridas, es una persona que tiene esperanza, que cree, que confía en el otro… el que es reparado también confía, espera  y se deja ayudar”

GESTO

En este momento trae a la memoria del corazón los gestos de reparación de los que has sido testigo, tu vida guarda gestos de reparación, ¿Cuáles son esos gestos? a lo mejor es una palabra de aliento, un vas a estar bien, un abrazo, una sonrisa, una oración … podés escribirlos en el chat.  ¿Qué gestos, que palabras, reparan tu vida? Se va leyendo en voz alta lo que la gente comparte.

Canto bajito mientras vamos compartiendo lo que escriben

“Catalina fue una mujer que se sintió reparada en sus múltiples heridas.” Confio en Dios, se dejó reparar por él, se puso en manos del alfarero del que habla el texto bíblico. Catalina abrió el camino de amor y reparación mostrándonos que el principal reparador es el Corazón de Jesús.

Acercar a la cámara una vasija

Mientras miramos al Señor y a esta vasija podes pensar que situaciones concretas necesitan ser reparadas, ¿Qué situaciones de tu vida, de nuestro mundo, necesitan de las manos del Alfarero, de la intercesión de Madre Catalina?

Rezamos juntos la oración pidiendo la canonización de Madre Catalina le pidamos a ella que supo de reparar que interceda por todas estas situaciones.

Oh Dios, que al inspirar a la Beata Catalina de María la fundación de una familia religiosa, llenaste su corazón de celo por la salvación de los hombres y nos dejaste en ella un ejemplo de humildad, obediencia y caridad, te rogamos completes tu obra glorificándola en la Iglesia entre los santos.

Por Jesucristo Nuestro Señor, Amén.

Te damos gracias Señor por este momento de oración, por tu presencia en la Eucaristía, por tu palabra, por la vida de Madre Catalina, por hacernos sentir familia.

Porque le quieres dar gracias a Dios, escribirlo en el chat. compartir algunas acciones de gracia decir “Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar, sea por siempre bendito y alabado Jesús sacramentado”

CANTO: Himno Madre Catalina

Agradecemos a todos los que participaron de este momento de adoración. Los esperamos mañana para preparar juntos el corazón para la fiesta de nuestra madre.

Descargar Triduo de Adoración en PDF