...No piense ni por un segundo que Jesús la abandona... Catalina de María