Novena a Madre Catalina 2020. Séptimo día «mujer de discernimiento»

0
368

24.11.20 Producción Área de Comunicación @MadreCatalina

Podcast 7 madre Teresita Ciancio, San Juan.

Nos disponemos a este encuentro con Dios por medio de Beata Catalina de María y lo hacemos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

La espiritualidad ignaciana con la práctica de la revisión diaria y el discernimiento, nos ayuda a estar atentos a la actividad de Dios en nosotros y en nuestro mundo, con la convicción de que no es un Dios lejano, sino cercano; siendo sensibles y acogiendo lo que Él nos ofrece y pide.

El estar siempre en estado de discernimiento es una invitación a ser cristianos que contemplan el mundo y ven en las cosas y en las personas, signos de la presencia y la actividad de Dios, incluso en medio de una vida excesivamente ajetreada.

“La piedad, inspirada en los Ejercicios, será para Catalina discernir el rastro del Dios vivo que transita por la vida, a veces en medio del desconcierto, para seguirlo más de cerca”
Catalina no tuvo una mirada ligera, superficial, rápida, sino que desarrolló un auténtico contemplar: ese mirar que le permitió llegar al fondo de las cosas.

Puso todos los sentidos en aquello que tuvo delante: miró, escuchó, palpó, olió, y gustó la realidad…Y pudo caer en la cuenta del peso que lo contemplado dejaba en ella, de cómo le impactaba, de qué sentimientos o movimientos le provocaba…y se dejó cuestionar por esa realidad contemplada. Y cuando contemplaba, discernía y actuaba en consecuencia.

Qué gran invitación nos hace Catalina hoy, nos anima a que el discernimiento sea parte de nuestra vida, que reconocer el paso de Dios en nuestras luchas, alegrías, desvelos, sea Él el faro que nos guie al caminar.

Pidámosle a Madre Catalina que nos ayude a estar atentos a los movimientos que se van dando en nuestro interior para que descubramos los pasos para vivir según el Corazón de Jesús.

Oración a la Beata Catalina de María