Madre Inés Tessi “Recemos por el Papa Francisco y por la Iglesia hermana de Chile”

1
405

En el marco del primer encuentro anual de las comunidades de la Familia de Madre Catalina, que tuvo lugar en la Casa Madre el pasado 4 y 5 de mayo, la superiora de las Esclavas del Corazón de Jesús madre Inés de María Tessi pidió de un modo especial rezar por el Papa Francisco como él mismo lo hace insistentemente, y por la Iglesia que peregrina en Chile en un momento especialmente difícil y doloroso.

Luego de dar la bienvenida el sábado 5 de mayo madre Inés dirigió un mensaje de agradecimiento a los coordinadores e integrantes de las áreas de la Familia de Madre Catalina “Dios que ve en los secreto recompensará este esfuerzo de todos por estar aquí, porque lo mira con agrado”, en frase de Madre Catalina “La gratitud es una virtud y un deber que debemos practicar siempre”; y expresó “más aún cuando hay señales claras de que el Instituto tiene Sueños” como los de su fundadora.

En este contexto pidió a todos los presentes y miembros del Instituto a sumare con el compromiso de rezar por la Iglesia de Chile, acompañar con la oración por las próximas reuniones privadas que tendrán los Obispos de este país hermano con el Santo Padre el Papa Francisco en Roma del 14 al 17 de mayo próximo, luego de la Carta que el Papa Francisco dirigió el pasado 8 de Abril a los miembros de la Conferencia Episcopal Chilena.

Madre Inés estuvo de visita en Chile del 15 al 25 de abril donde tuvo oportunidad de compartir un encuentro en la Conferencia de Religiosos de Chile junto al Obispo de la diócesis de Rancagua monseñor Alejandro Goic Karmelic. También visitó la Residencia INKA de universitarias, casa que está acompañada por Hermanos del Instituto de Santiago de Chile. Estuvo junto a las comunidades educativas Liceo Sagrado Corazón de Jesús en Copiapó, y el Instituto Sagrado Corazón de Rancagua a pocos meses de haber cumplido un nuevo aniversario de su fundación (Febrero 1923-2018).

Desde cada comunidad de la Familia de Madre Catalina se suman para acompañar con la oración en estos días, también desde los ejercicios espirituales que se están realizando como un signo de amor y reparación que ayuda a vivir la comunión.

 

1 Comentario

Comments are closed.