La confianza en Dios, un ancla en la vida de Catalina

0
233

Comunidad de las Hnas. Esclavas del Corazón de Jesús en Deán Funes- Córdoba.

La CONFIANZA EN DIOS. Una virtud en grado heroico de Madre Catalina.

Rutinas, prisas, horarios, preocupaciones, miedos… a veces me cuesta pensar en vos, Señor, en medio de tanto bullicio diario en mi corazón. Por eso ahora voy a dejarlos fuera. Me descalzo de todo lo que traigo conmigo y me pongo en tu presencia. Voy silenciando mi mente y también mi cuerpo.
(Me ayudo con la respiración serena y profunda)…

Hoy te invitamos a rezar y mirar tu realidad, desde y con la confianza de Madre Catalina.

La vemos confortada, en su “recurrir a Dios de quien todo lo esperaba, cuya confianza, como decía ella: “ no me faltó jamás, ni en los casos más difíciles que se presentaron”.

Escucha atentamente estos fragmentos que ella misma escribió de su puño y letra en las memorias…

“tampoco me amilanaba esta contradicción: que quedaba muy a gusto sola en poder de Dios, esperando que algún día, cuando fuese tiempo me abriría el camino… quedándome después muy serena y tranquila” y “a esperar en la misericordia de Dios que algún día llenaría los deseos de mi corazón”.

“Después de esto, sí que quedé verdaderamente sola, y tan sola, que no tenía más consuelo en todos los instantes que recurrir a Dios de quien todo lo esperaba, cuya confianza no me faltó jamás, ni en los casos más difíciles que se presentaron. Parecía que mi oración estaba reducida a esta súplica, tal era la vehemencia de mi deseo”.

Te invitamos a que recuerdes y pases por la cabeza y el corazón, los momentos de tu vida en que sientes soledad, angustia, desconfianza, miedo, incertidumbre…

…también hace presente aquellas personas que sabes están pasando momentos de dificultad.

En medio de las dificultades, el único refugio de Madre Catalina era el Señor. Todo lo pone en manos de Dios.

Señor, estás conmigo aunque no me dé cuenta, compartes mis días radiantes y mis noches oscuras. Por eso, porque no estoy solo/a te doy las gracias. Pongo mi situación en tus manos Señor, dame coraje para luchar, paciencia para aceptar el ritmo de las cosas, valentía para afrontar la dificultad y gratitud para no olvidar lo que en mi vida también es bendición.

Dame esperanza para responder a la contrariedad con una sonrisa. Yo, por mi parte, aquí estoy: Toda mi confianza puesta en Vos, Corazón de Jesús.
Letanías de la Confianza (Después de cada invocación se repite: Corazón de Jesús, en Vos confío).


Tomémonos de las manos de nuestra Madre Catalina y digamos con confianza… Oh Dios que al inspirar a la Beata Catalina de María la fundación una familia religiosa…

Descargar archivo en PDF