La actualidad y la realidad, oficio de periodista

0
216

6 de Junio de 2019. Por Hna. Silvia Somaré ecj.

Ser periodista más que una profesión, es un oficio. Además del título que implica el ser, hay que desarrollarlo y allí nace el hacer. Son dos caras de una misma moneda, no puede estar la una sin la otra.

Personalmente considero que en abundantes casos se convierte en vocación, pasa del “que vivo” al “para qué vivo”, y aprovecho para expresar que es una de las profesiones que más admiro cuando es vivida en serio, es decir cuando transmite la verdad, cuando aprecia la belleza y cuando destaca la bondad. Y eso lleva oficio, el oficio de saber comunicarnos entre nosotros sin caer en estridencias, privilegiando la realidad por sobre la actualidad.

La Actualidad es el momento presente o el ahora, aludiendo a los acontecimientos que están teniendo lugar en el momento de hablar. Situación que nos hace caer en las carreras/peleas de las primicias, la falta de objetividad y contexto, la carencia de la confirmación, en definitiva convierten a muchas noticias en “fakenews” o sea en falsas noticias que, lastiman a mucha gente y distorsionan la realidad; y aunque tengamos la oportunidad de la retracción, como bien dice el cuento, las plumas ya están echadas al aire y es muy difícil recogerlas a todas. Con lo cual podemos inferir que hay actualidades verdaderas y otras falsas ¡y también inventadas! 

Con la Realidad ocurre algo diferente. Realidad es aquello que acontece de manera verdadera o cierta, en oposición a lo que pertenece al terreno de la fantasía, la imaginación o la ilusión. Lo real, por lo tanto, es lo que existe efectivamente. Puede ser sinónimo de actualidad pero aquí lo que más importa es la verdad y allí se juega el buen oficio/vocación del periodista, de la persona que se apasiona por comunicar o que realmente pasa e importa y no cae en estériles comentarios que rellenan minutos o tabloides, o en otros que por su contenido dan fama momentánea que la proveen los que se encargan de la falsa actualidad

El periodista es puente de noticias y ese puente debe ser seguro, auténtico, serio; construido por una persona que es y hace de su vida un oficio que huele a pan amasado y leudado con pasión. El oficio de Periodista. A todos ellos ¡feliz día! Y sigan trayéndonos desde la otra orilla la verdad, la bondad y la belleza.