“Estos días son muy a propósito para proveerse de fuerzas, por lo que el Corazón de Jesús está repartiendo sus Gracias con más abundancia” (MC 18, Tomo I)

Audio: Pbro. Ángel Luis Caballero, Exalumno del colegio de Jesús en Madrid (España).

Que alegría tan grande sentirnos en las manos de Dios, ir reconociendo que Él, a su tiempo, nos va entregando las gracias que necesitamos. Que es un manantial de bondad y gracia para nosotros, ¡Nada malo puede salir de su Corazón!

Hoy Madre Catalina nos visita con esta frase, donde nos asegura que estos días el Señor derrama aún más gracias, que su Corazón está abierto con una abundancia que tal vez ni podamos imaginar…

Dispongámonos a recibir lo que el Señor quiere regalarnos hoy, hagamos un ratito de silencio, cerremos nuestros ojos y al  abrir  nuestras manos dejemos que Dios quien nos conoce de una manera única, deposite en ellas lo que verdaderamente estamos necesitando. Una vez que lo hemos hecho recordemos que todo lo que viene de Él es efectivo, lo que Él dice ya lo está obrando en nosotros.

¡Sólo debemos dejarlo actuar!