“El Amor se manifiesta más en obras que en palabras”

0
305

En el marco del rodaje de la Serie Web “Inspiración”, el sacerdote jesuita Ángel Rossi compartió algunos aspectos importantes de la vida y el legado de la Beata Madre Catalina

¿Qué es lo que más deseamos en nuestro corazón? Aquella pregunta seguía resonando en el corazón de Julia. En el capítulo 3 de “Inspiración”, Julia y sus amigos seguirán buscando respuestas a sus preguntas sobre esa enigmática mujer que les había despertado curiosidad y admiración.

El camino los llevará a conocer la “Casa Madre”, el lugar donde Catalina empezó a cumplir su “sueño Dorado”.  Allí se encontrarán con el Padre Ángel Rossi, Sacerdote Jesuita, Brocheriano y gran conocedor de la Vida de Madre Catalina.

En este encuentro, el  padre Ángel compartirá con los jóvenes algunas claves sobre la vida y el camino de servicio de Madre Catalina.

Una certeza interior

Así se refiere el Padre Ángel  –recuperando a Santa Teresa de Jesús-  a las experiencias fundantes en la vida de una persona, aquellos “encuentros con Dios que no te podés olvidar aunque quieras”.  Aquella experiencia frete a las Catalinas, lo que luego llamaría su “Sueño Dorado” en la vida de Catalina  fue una certeza interior que se clavó en su corazón y se convirtió en proyecto.  “Se constituye en una obsesión, una santa obsesión. Dios se le mete en el corazón y allá va”.

Con los pies en la tierra y la mirada en el cielo

Ese proyecto, al que Catalina llamaba su Sueño Dorado, fue el deseo de una obra que uniera los ejercicios espirituales –experiencia que había vivido en sus 17 años- con el servicio a lo que ella sentía que en aquel momento eran las periferias existenciales, “para comenzar todo un caminito de reinsertar a la sociedad, de darles lo que en dignidad toda persona merece y necesita”.  

Sobre eso, Ángel Rossi marcó la importancia de que Catalina, en la realización de su proyecto, “no pretendió jugarla sola”.Parte de la inspiración y parte de la grandeza de estas personas es que no son autorreferenciales ni son las únicas protagonistas. (…) Lo siente como de ella pero a la vez también sabe muy bien que una obra de esas no es en soledad, sino que es con muchos”. Es todo un signo que podemos recuperar de la vida de la nueva beata argentina para que nos anime a vivir y emprender grandes proyectos en comunidad.    

Como agrega también el Padre Ángel, en el desarrollo de su Sueño Dorado Catalina debió enfrentarse a muchos obstáculos. Expresa que “ahí surge la Catalina luchadora, la Catalina a la que no hay obstáculo que la frene. Es más, son estas figuras que cuando surge el obstáculo, el obstáculo se constituye en desafío”.

Una Inspiración para todos

El Padre Ángel Rossi destaca que “se siente identificado e inspirado” con la Catalina Soñadora, aquella que buscó trabajar por los más necesitados. Manos abiertas, la fundación que el padre Ángel  fundó hace poco más de 20 años, busca en parte seguir ese camino.

Invitamos a ver el  el capítulo 3 (Perseguir Sueños Dorados) ,  donde el padre Rossi recopila estos detalles de la vida de nuestra beata que, como ella, nos animan a vivir aquellas certezas interiores que Dios siembra en nuestro corazón. Nos enseña, como dijo Ángel Rossi, “como se enfrentan las cosas cuando realmente hay grandeza de corazón”.