Con Catalina nació una nueva Comunidad en Benín para religiosas misioneras

0
532

Testimonio Hnas. Florencia Bianco y María José Ramírez ecj.

CON CATALINA, NUEVOS RUMBOS, MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS. La frase que impulsó la nueva Obra del Instituto de las Hermanas Esclavas en Benín, inaugurada el 15 de septiembre de 2020, día de la Inspiración.  

Desde Benín (África) las Hermanas Florencia Bianco y María José Ramírez, Esclavas del Corazón de Jesús en la misión Sacre Coeur, junto a Nicodemo, envían un video compartiendo una gran noticia, en el mes dedicado a Madre Catalina.

Se trata de la apertura de una nueva Comunidad de las Hermanas Esclavas en Benín, dedicada a los jóvenes. Esta “casita” como la describen las hermanas, fue inaugurada el 15 de septiembre de 2020, en el día de la Inspiración de Madre Catalina a concretar su Sueño Dorado; y es la segunda comunidad que las hermanas Esclavas levantan en esta tierra de misión luego de más de 20 años.

“Siguiendo los pasos de Madre Catalina, que supo ir fue más allá de las fronteras, abriendo nuevos rumbos, nuevos caminos en el mundo entero para amar y reparar, queremos compartir una gran alegría, que hemos abierto una nueva comunidad”.

La reciente comunidad levantada en el sur del país africano con la fuerza inspiradora de Madre Catalina, consagrada a su Amo (El Sagrado Corazón de Jesús), y a la Virgen de la Inmaculada, está dedicada a acompañar a los jóvenes en sus búsquedas, en su discernimiento.

Esta segunda Obra del Instituto de las Hermanas Esclavas en Benín, es un lugar de acogida para las chicas que se van acercando a las Hermanas para transmitirles sus inquietudes, con deseos de ser misioneras de este carisma de “amor y reparación” en su propia tierra.

“Este nuevo paso que como Instituto estamos dando nos llena de alegría. Queremos pedirles, que recen por nosotras, por esta comunidad, por las chicas, vocaciones africanas, beninesas que serán las futuras religiosas misioneras en el Benín y donde el Señor las quiera llamar”, expresan las hermanas Florencia y María José en el final del video.

«Dios que quiso hacerte Madre hoy te hace intercesora, como don para la Iglesia, confianza reparadora. Sales de nuestras fronteras y te abres nuevos rumbos, anunciando amor que salva y transforma nuestro mundo. Muchas gracias Madre…”. (Himno a Madre Catalina).